Fondos y planes: Los reyes de final de año

Fondos y planes: Los reyes de final de año

Cercanos a final de año nos volvemos a acordar de aquellos fondos y planes que tenemos en cartera y que habíamos pensado revisar periódicamente el año pasado más o menos por estas fechas. ¿Porqué lo recordamos?

1811328677_3566dc9f10_m

El asesor personal de nuestra entidad nos recuerda que estamos a final de año, y en televisión las entidades financieras nos muestran la seguridad que nos aporta un plan. Por ello revisamos carteras, planes, y realizamos nuevas aportaciones. Si este comportamiento lo multiplicamos por número de personas, nos muestra una de las causas del incremento general en el patrimonio de fondos y planes en el último trimestre del año.

Revisando los datos presentados por fuentes como VDOS el patrimonio en planes de pensiones de sistema individual aumenta en 264 millones un 0,40% respecto al mes anterior. En el caso de fondos de inversión nacionales se ha producido un aumento durante el mes de noviembre 0,77% unos 1.722 millones de euros.

Por categorías son los planes mixtos los de mayor crecimiento siguiéndoles los de renta variable. Por contra son los planes garantizados  los que reciben mayor número de reembolsos. En el caso de los fondos de inversión, hay mayores reembolsos en renta fija a largo plazo y deuda pública, mientras que aumentan también en patrimonio los fondos mixtos.

Este crecimiento se produce no sólo por aumento de aportaciones sino también por incremento de rentabilidad. En el caso de los fondos de inversión también por categorías y sectores destacan como más rentables los de renta variable internacional emergentes y biotecnología. En planes de pensiones destaca la renta variable internacional estadounidense, global y asia emergentes.

Tras los datos facilitados podríamos resumir:

  • El incremento en patrimonio se ha producido tanto por las aportaciones de los partícipes como por los rendimientos positivos de las carteras durante el pasado mes.
  • Se está  produciendo de forma progresiva un traspaso de patrimonio de planes y fondos garantizados y de renta fija a largo plazo hacia planes y fondos mixtos.
  • Las campañas de final de año de entidades financieras ayudan al incremento de aportaciones durante el último trimestre del año.

Según cálculos de Abante Asesores más de la mitad de las aportaciones se realizan en el último trimestre del año, lo cual puede suponer una pérdida de rentabilidad de hasta el 4% anual frente a la realización de aportaciones a lo largo del año.

420273855_9ff14acc41_n

La incertidumbre internacional generada tras los atentados en Francia, así como la proximidad de elecciones generales en España  puede afectar en este último mes  a la  rentabilidad de  fondos y planes, independientemente que sean meses en los que se incremente el patrimonio de los mismos.

Efectivamente hay dos grandes  razones que favorecen el incremento de patrimonio tanto en fondos como en planes de pensiones durante el último trimestre del año. Por un lado, las campañas promovidas por las diferentes entidades financieras y por otro los movimientos en las carteras realizados a final de año para minimizar el impacto fiscal en el IRPF.

Sin embargo, para minimizar la volatilidad de los mercados y obtener una rentabilidad media cercana a los índices de referencia en los que invertimos, la realización de aportaciones periódicas a lo largo del año es una magnífica opción. De esta manera invertimos en tramos altos medios y bajos de la curva de rentabilidad. Algo fácil de hacer y a veces tan difícil  de conseguir….

Hay opiniones de distinto signo respecto a la necesidad de realizar aportaciones tanto a fondos como a planes de pensiones. En mi opinión fondos y planes de pensiones son dos instrumentos no similares en cuanto a objetivo, pero sí complementarios a lo largo del ciclo de vida del inversor, que pueden utilizarse como ahorro, diversificación y para obtener unos ingresos complementarios  en el momento de la jubilación.

 

Anuncios
¿Qué tipo de inversor queremos ser?

“Elegir un producto financiero inadecuado es como subirte a unos tacones deseando que la fuerza o la moda te acompañe”.

El objetivo de este artículo es ayudar al inversor a que sus decisiones sean adecuadas, y si esto no se consigue, que al menos se encuentren más cómodos con el producto financiero elegido.

“Por fin he encontrado el hueco para hacer algo a lo que llevo dándole vueltas durante un tiempo: invertir mis ahorros. Tengo el dinero, he elegido la entidad con la que quiero trabajar y el producto en el que quiero invertir”.¿Nos resulta familiar este comportamiento? Muchos inversores hemos actuado de esta misma manera en algún momento. El paso siguiente sería acudir a la entidad, abrir una cuenta e invertir en aquel producto que  tenemos en la cabeza, porque independientemente de lo que nos diga el asesor, tenemos muy claras nuestras inversiones.

Con este tipo de actuaciones no significa que vayamos a perder dinero, pero quizá antes de acudir a la entidad deberíamos plantearnos qué tipo de inversor queremos ser. Existen muchas categorías más o menos tipificadas: en las entidades financieras se habla de inversor adverso al riesgo, tolerante o muy tolerante, o bien de inversor conservador, moderado o arriesgado. Como en muchos otros campos hay inversores ahorradores, capitalistas y endeudados incluso se compara a los inversores con el mundo animal incluyendo no solo a toros y a osos, sino también  a tiburones, cocodrilos, etc.

Con el desarrollo de la Banca de inversión y la aplicación de la normativa Mifid, aparece también tipificada la figura del Asesor Financiero ( también llamado Banquero privado, personal, Family Banker etc) como figura de apoyo en el momento de realizar sus inversiones. Sin embargo, esto no significa que los inversores no deban de tener claras una serie de premisas antes de acudir a su entidad:

  1. ¿Cúal es mi situación financiera actual y mis necesidades de capital? Al hablar de situación financiera nos referimos simplemente al presupuesto familiar (ingresos – gastos). Las necesidades de capital son diferentes según la etapa del ciclo de vida del inversor, obviamente nuestras necesidades no son las mismas con 40 o con 70 años. Seguramente no sabemos cuáles serán nuestras necesidades cuando tengamos 70, pero las necesidades a corto plazo las solemos tener bastante claras.
  2. Cúal es la mayor  pérdida que estoy dispuesto a asumir como inversor ¿un 5% de mi capital?   ¿hasta un 50% del capital? y lo más importante ¿con qué beneficio me siento satisfecho? Todos estamos dispuestos a asumir una pérdida si esto implica un aumento de rentabilidad en nuestras inversiones. Haciéndonos esta pregunta podremos tener una idea de cúal podría ser nuestro perfil de riesgo y que actitud tendríamos ante diferentes escenarios: en mercados alcistas, bajistas o laterales.
  3. ¿Cuáles son mis objetivos al invertir? Los objetivos suelen ir unidos a nuestras necesidades personales como inversores e irán variando en función del ciclo de vida en el que nos encontremos. Podemos tener necesidad de ahorrar, de protegernos de los impuestos, de protección de nuestros descendientes o bien frente a contingencias como pueden ser una enfermedad, invalidez o muerte.
  4. ¿Que tipo de productos financieros conozco, o con cuales he trabajado hasta la fecha? Esta pregunta puede ser muy sencilla o muy difícil. En el caso que no se haya “trabajado” hasta la fecha con ningún producto, seguramente tendremos curiosidad por conocer, aunque sólo sea porque nuestro vecino ha ganado dinero invirtiendo en acciones.  Es en ese momento, cuando acudamos a la entidad, donde recibiremos toda la información sobre aquellos productos financieros que  son más adecuados a nuestro perfil.

En resumen, con este artículo ha intentado mostrar algunas de las preguntas que considero relevantes dentro de las que aparecen en los test de idoneidad y conveniencia, con el fin de que los inversores tengan clara  su situación actual, sus objetivos y los diferentes escenarios que se pueden llegar a producir antes de lanzarse a invertir.

Los test de idoneidad y conveniencia se comenzaron a realizar a los inversores en las entidades financieras con la aplicación de la normativa Mifid, que fué creada para la protección de inversores minoristas.  Para todos aquellos que estén interesados en tener más información sobre la normativa Mifid, recomiendo este enlace que aparece en la página de la CNMV:

Preguntas y respuestas sobre los efectos básicos de la nueva protección al inversor (Mifid) para los inversores minoristas http://www.cnmv.es/DocPortalInv%5COtrosPDF%5CES-Cuestionario_MiFID.pdf

Para aquellos que quieran conocer más a fondo los test de idoneidad y conveniencia, he tomado como ejemplo los que aparecen en la página de Renta 4 Banco:

Test de idoneidad

 https://www.r4.com/download/pdf/mifid/test_idoneidad.pdf

Test de conveniencia

https://www.r4.com/download/pdf/mifid/test_conveniencia.pdf