Cinco tipos de inversión y algún que otro error

Cinco tipos de inversión y algún que otro error

“Un error es una excelente oportunidad para aprender y avanzar”

Aunque no nos consideremos inversores, todos invertimos a lo largo de nuestra vida: para iniciar un negocio, al comprar o vender una vivienda o simplemente invirtiendo en algún  producto que nos ayude a ahorrar o a rentabilizar nuestros ahorros. No sólo las inversiones en bolsa nos pueden quitar el sueño, una mala decisión durante nuestra vida como inversores también lo puede llegar a hacer.

Inversiones en el mercado inmobiliario: en algún momento de nuestra vida todos necesitamos un lugar donde vivir y en los países del arco mediterráneo es más común decidirse por la compra de una vivienda que por un alquiler, por lo que son muchos los que tienen inversiones en este mercado.

IMG_4843 - Versión 3Como en cualquier tipo de inversión debemos tener en cuenta el binomio rentabilidad-riesgo y la fiscalidad en el caso de venta o alquiler de inmuebles. Todos conocemos la  frase de “ el ladrillo es un valor seguro” sin embargo, si tenemos en cuenta la falta de liquidez de este mercado, la dificultad de financiación en determinados momentos, el riesgo de ocupación y la fiscalidad (actualmente sólo hay exenciones en el caso de reinversión por vivienda habitual) puede que nos lo pensemos dos veces antes de mantenernos o repetir inversiones en este mercado.

Inversiones  en planes de pensiones: aunque ya se habló de este producto en un artículo anterior, recordaré que la inversión en planes se realiza fundamentalmente con dos objetivos: el ahorro para la jubilación y la desgravación fiscal. Por ello, antes de invertir hay que tener en cuenta porqué realizamos la inversión en un plan de pensiones. Estos productos son un instrumento perfecto para desgravar anualmente en IRPF, pero si no tenemos grandes ingresos y nuestras aportaciones al plan no son demasiado altas, el efecto en nuestra declaración de renta será mínimo. En ese caso, podemos buscar productos de ahorro alternativos que tengan mayor liquidez como pueden ser  los más novedosos SIALP, los PIAS u otros productos de ahorro inversión.

Inversiones en Bolsa: cuando hablamos de inversiones en bolsa, dos de las reglas importantes para invertir en cualquier mercado son: “comprar barato y vender caro” y “ no confundir valor con precio”. La primera parece muy sencilla pero no lo es tanto, esto implica realizar un análisis del valor es decir, conocer su presente su pasado y su futuro y no dejarnos guiar únicamente por los dividendos o el precio. La segunda está relacionada con la primera y es que el que una compañía se encuentre en mínimos históricos no significa necesariamente que esté muy bien de precio, puede que haya problemas financieros detrás.

Yo añadiría una más, recordar el plazo de nuestra inversión. Esto nos ayudará a no salir corriendo en momentos difíciles de mercado. Si somos inversores a corto plazo, debemos colocar stop loss en aquellas zonas de pérdida de soporte del valor y stop profit cuando consideremos que nuestro beneficio es el adecuado. Si somos inversores a largo plazo fijaremos un precio de venta para el plazo determinado, sin que sea necesario seguir minuto a minuto las fluctuaciones del valor en el mercado.

Inversión en renta fija: una de las formas más comunes de realizar este tipo de inversiones es a través de fondos de inversión, aunque también se puede realizar a través de la compra de bonos de empresas públicas o privadas. En cualquier caso, es importante tener en cuenta los siguientes factores: el plazo o duración de nuestra inversión, el  vencimiento de los bonos comprados y los tipos de interés en el mercado.

¿Porqué es necesaria esta información? Los precios de los activos de renta fija se mueven de forma inversa a los movimientos de tipos de interés en el mercado, lo cual puede afectar a la rentabilidad de nuestra inversión. Así, en el caso que los tipos de interés disminuyan, si los bonos de nuestra cartera están a un tipo de interés más alto aumentará la rentabilidad de nuestra cartera, ya que a los inversores les interesará más comprar nuestros bonos que los del mercado. Sin embargo, si nos encontramos en un entorno alcista de tipos de interés y por cualquier razón tenemos que vender nuestros bonos a un tipo de interés más bajo antes del vencimiento, podemos obtener una rentabilidad negativa.

Por ello es importante recordar que la inversión en renta fija también está sometida a fluctuaciones pudiendo llegar a ser negativa en determinados escenarios y sobre todo si el plazo de nuestra inversión no coincide con el del vencimiento de los bonos.

Inversión en productos derivados: en otro apartado hablé de dos reglas fundamentales la la hora de invertir. Pues bien, otra regla que se podría aplicar a todos los tipos de inversión es “no invertir  en aquello que no conoces”.

IMG_4847Aunque también se habló de productos derivados en otro artículo, simplemente recordar que uno de los mayores riesgos sino el más grande está en el apalancamiento, es decir en el multiplicador de nuestra posición en el mercado. Con opciones, futuros y CFDs se pueden realizar diferentes estrategias: de cobertura frente a nuestra cartera de acciones, para aprovechar las bajadas del mercado o la volatilidad, pero nunca se debe olvidar el importe real por el que estamos operando en el mercado. Como alguien me comentó, una de las causas por las que personas inteligentes arruinan o destrozan su vida son el alcohol y el apalancamiento.

Me gustaría que nadie se viera reflejado en alguna de estas situaciones, pero en caso contrario espero que este artículo ayude a aprender de los errores cometidos.

BIBLIOGRAFÍA

http://www.consultingdms.com/derecho-fiscal/exenciones-en-el-irpf-por-venta-viviendas/

http://www.fondosdeinversion.es/fondos-inversion-renta-fija/

 

Anuncios